Roma

 

Oh, Roma famosa y dueña de la tierra, la elegida entre todas las ciudades, roja por la sangre rosada de los mártires, blanca como las azucenas puras de las vírgenes. Te saludamos en el nombre de todos los tiempos. Te bendecimos, que seas poderosa por encima de los siglos.

Estaba la madre dolorida llorando junto a la cruz, mientras el hijo era crucificado. Su alma desesperada era traspasada por la espada consternada y dolorida.
Oh! que triste y afligida estaba aquella madre bendecida por el hijo único. Lamentaba, sufría y temblaba mientras veía el tormento de su famoso hijo.

~ por Negro pensamiento en 24 abril, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: