Aprovéchalo y hazte bueno

¡oh Tiempo, Tiempo! ¡Señor del Mundo,  de tus hijos verdugo, de nuestra esclavitud lazo supremo!. Una vez más la queja, una vez más el sempiterno canto que nunca acaba, de cómo todo se hunde y nada queda, que el tiempo pasa ¡irreparable! ¡Irreparable! ¡Irreparable! ¿Lo oyes? ¡Irreparable! ¡Irreparable!, sí, nunca lo olvides!

Ext. “La elegía eterna” (Miguel de Unamuno)

~ por Negro pensamiento en 25 septiembre, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: