Úrsula Haverbeck, otra víctima de la dicatura sionista mundial. ¡Libertad!

Hoy se cumplirán 2 años desde que Úrsula Haverbeck, ya nonagenaria, ingresó en prisión. Su delito: no comulgar con las ruedas de molino ni las calumnias que la propaganda de las potencias aliadas lleva vertiendo sobre la nación alemana desde la Segunda Guerra Mundial. Potencias que, por otra parte, no sólo no han enfrentado nunca su particular juicio de Núremberg (que más que juicio fue una pantomima teatral), sino que además son presentadas como liberadoras de la Humanidad de las garras del fascismo. Cualquier investigador serio que plantee la más mínima divergencia (aunque sea fundamentada) con respecto a esta narrativa oficial, correrá la misma suerte que la señora Haverbeck. Es hora de replantearnos lo que siempre nos han contado.

Screenshot_2020-05-08-15-01-52-037

~ por Negro pensamiento en 8 mayo, 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: