¡¡FELIZ 50 ANIVERSARIO CORTO MALTÉS!!

•10 julio, 2017 • Dejar un comentario

19884319_1934260070182712_7718925061741455032_n

Es marinero, es siempre marinero,
Aunque no tenga barco,
Aún en medio de un predio.
Libertario, testarudo, aventurero,
Es un marinero sin remedio.
Su vida es riesgo. Tanto en tierra como en mar.
Su miedo, un desafío.
Sabe de hierro y de sal,
Sabe de manos crispadas al soplo del huracán,
Y de dientes apretados y ganas de regresar.
¿Es un tesoro, una guerra
lo que le lleva a la mar?
Es eso… y una mujer,
¡y que tiene que embarcar!
Es marinero, es siempre marinero,
Enfermo de horizontes
Y del mundo va a través.
Con ideales se casa y se da siempre entero
Corto Maltés.
Corto Maltés.
Corto Maltés.

Giorgio Calabrese.

 

El honor de su orden

•10 julio, 2017 • Dejar un comentario
Tomás de Torquemada era un castellano de Palencia, serio y austero, que había tomado los hábitos por vocación. Comía poco, desdeñando manjares, dormía sin sábanas, vestía sencillamente, era severo consigo y con los demás, de piedad tenebrosa; riguroso, pero no implacable; ferviente, pero no inhumano. Torquemada mantenía sus convicciones contra viento y marea, sin hacer concesiones a nadie. Fue capaz de amonestar a la propia reina por permitir que los carpinteros trabajasen en día festivo para tener a punto el tablado de una fiesta. Siempre rehuyó los honores y pompas mundanos. Rechazó el arzobispado de Sevilla y otros cargos igualmente codiciables y sólo aceptó el encargo de organizar la Santa Inquisición porque lo vivió más como un sacrificado servicio al Estado y a la Iglesia que como una sinecura ventajosa. Además, era una decisión consecuente con sus sentimientos religiosos. Torquemada estaba convencido de que la ascensión social de los conversos redundaba en perjuicio de la religión. En un memorial enviado a los reyes leemos: es mucho prohibido que los judíos no tengan entre los cristianos oficios públicos ni los reyes non los vendan sus rentas porque es grand pecado e mengua de nuestra fe es menester que judíos y moros sean apartados y non vivan entre los cristianos y que traigan sus señales por donde sean conocidos y que ningún judío ni moro non traiga seda mas que se vista según su estado y condición.

 

 

Me ne frego

•10 julio, 2017 • Dejar un comentario

IMG-20160121-WA0020

¡Viva San Fermín!

•9 julio, 2017 • Dejar un comentario

19756359_10155565448864459_104157415191307697_n

Rodar y combatir

•5 julio, 2017 • Dejar un comentario

10526158_1509369242660683_6897892831819841671_n

¡Dios castiga!

•3 julio, 2017 • Dejar un comentario

19642570_1436920613038382_337303211352816760_n

https://www.facebook.com/keltoiastur/

¿Por qué el odio al sionismo?

•3 julio, 2017 • Dejar un comentario

metropolis16

¿Si le das un arado a un judío, qué hará? Lo venderá. ¿Si le das herramientas? Las venderá.

Creo que esto es la parte más importante de todo. Donde hay un recurso hay un parásito. El judío, que jamás hará el trabajo duro, es el parásito creado a partir de la abundancia de recursos que produce el hombre mediante el trabajo duro. Firmar y quedarse con las cosas que trabajó otro, es su manera de vivir. Por eso el capitalismo es el único sistema donde el judío puede sobrevivir, y por eso satanizaron tanto a las otras formas de administración de los recursos, porque los judíos, que controlan los medios impresos y electrónicos, no pueden existir en ellas.